Blog

La musicoterapia en el Trastorno del Espectro Autista

Musicoterapia

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) hace referencia a un trastorno neurológico con sintomatología de carácter social, comunicativo y comportamental, se presentan alteraciones sociales (dificultad de relacionarse con iguales), del lenguaje (dificultades para comunicarse o comprender ordenes sencillas) y alteraciones comportamentales (adhesión a rutinas o rituales).

Una de las intervenciones más recientes empleadas en este trastorno, es la musicoterapia, disciplina que utiliza la música con fin terapéutico, como por ejemplo para crear nuevos canales de comunicación (Calleja-Bautista, 2016). ¿Pero que es realmente la musicoterapia? ¿Qué beneficios aporta esta terapia?

 

“La música empieza donde se acaba el lenguaje”. E. T. A. Hoffmann (1776-1822)

 

La Federación mundial de musicoterapia (WFMT) considera que la musicoterapia es una técnica que emplea de manera profesional la música y sus elementos como intervención en entornos médicos, educativos y cotidianos, con familias, grupos, individuos, etc. Con el objetivo de mejorar el bienestar emocional, intelectual y comunicativo.

La musicoterapia se emplea principalmente para trabajar la comunicación con niños con autismo, aunque también se ha podido observar que mejora el desarrollo socioemocional, la comunicación verbal y no verbal (Padilla, 2020).

Este tratamiento permite adaptarse a las condiciones y necesidades de cada persona con la que se va a poner en práctica, permite crear un ambiente tranquilo. Puede variar desde actividades como cantar, tocar instrumentos, realizar movimiento al ritmo de la música o improvisar.

Hay numerosos estudios que hacen referencia a que la musicoterapia ofrece beneficios a los niños con TEA (Talavera, 2016) (Rojas, 2018), concluyendo que los principales beneficios que aporta son:

  • Mejora de la producción del habla y mejora de la estructura, forma y ritmo.
  • Mejora el reconocimiento de las señales afectivas.
  • Las actividades en grupo propician a la imitación, el respeto del turno de palabra, atención conjunta y empatía.
  • Fomenta las habilidades sociales, establecimiento de contacto visual y compromiso.
  • Reduce comportamientos auto lesivos, conductas estereotipadas y agresividad.
  • El canto es el medio de comunicación más efectivo.
  • Favorece a la memorización.

La música no solo es útil para escucharla, estudiarla o interpretarla. Si no que puede ser una gran herramienta para trabajar en terapia con niños, en este caso autista, no solo con el objeto de mejorar su comunicación o su motricidad, sino que es una puerta que les permita experimentar el mundo de una forma diferente, siendo una fuente de inspiración y de comunicación al que todos los seres humanos podemos acceder. Nos acompaña en nuestro día a día, nos ayuda a expresarnos, relajarnos, canalizar nuestras emociones, nos ayuda a estudiar o a celebrar, bien sea cantando nuestra canción favorita, cantando una nana a un bebé o cantando cumpleaños feliz en una celebración.

“La música es el verdadero lenguaje universal”. Carl Maria von Weber

 

Andrea Torres Capella
Prácticum Psicología
EDIpsicólogos

 

 

Referencias:

Calleja-Bautista, M., Sanz-Cervera, P., y Tárraga-Mínguez, R. (2016). Efectividad de la musicoterapia en el trastorno de espectro autista: estudio de revisión. Papeles del psicólogo, 37(2), 152-160. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/778/77846055008.pdf

Padilla Alonso, N., & Machin Berges, L. (2020). La musicoterapia en niños y niñas con autismo: la terapia Benenzon.

Rojas, D. G., Angulo, G. P., y Rodríguez, R. M. S. (2018). Efectos de la Musicoterapia en el Trastorno de Espectro Autista. Revista de Educación Inclusiva, 11(1), 175-192. Recuperado de: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6542202

Talavera Jara, P. D. R., & Gértrudix Barrio, F. (2016). El uso de la musicoterapia para la mejora de la comunicación de niños con Trastorno del Espectro Autista en Aulas Abiertas Especializadas.