Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más infomación aquí. Acepto

Blog

La educación de la palabra… LOGOPEDIA

LogopediaLos seres humanos tenemos la necesidad de comunicar lo que somos, lo que queremos, lo que sentimos…. Cualquier alteración del lenguaje, del habla o de la voz va a impedir que esta comunicación sea eficaz. Pero por suerte, ahí es donde entra un logopeda, como persona que ayudará a que obtengas el poder de comunicarte y entonces ¡nadie podrá callarte! Además, todo niño /a necesita comprender su mundo, expresar sus deseos y cuando esta capacidad se ve frustrada empiezan a aparecer otros problemas asociados como son la falta de atención, los malos comportamientos, las inquietudes, los miedos…

Se hace imprescindible conocer, primero cual es la función de un logopeda y qué alteraciones trabaja en su ámbito:

Los logopedas somos profesionales encargados de diagnosticar, prevenir y rehabilitar las funciones comunicativas del lenguaje oral y escrito, de la voz, del habla y de las funciones orales asociadas como son la respiración, masticación y deglución. Trabajamos, por lo tanto, alteraciones como son las hipoacusias o sorderas, dislalias, disartrias, disglosia, disfemia o tartamudez, disfonías, retrasos simples del lenguaje, trastornos específicos del lenguaje (TEL), afasias infantiles y afasias en adultos, trastornos en la lecto-escritura, etc.

Es decir, trabajamos tanto para personas con Parkinson, Alzheimer, lesiones cerebrales, autismo, trastorno generalizado del desarrollo (TGD), personas con síndrome Down, con parálisis cerebral y otros síndromes, como con niños con un desarrollo normotípico pero que por causas evolutivas presentan algunos retrasos  en el lenguaje.

Existen indicadores y síntomas a tener en cuenta en el niño:logopedia

  •  Que no se le comprenda cuando habla.
  •  Que se coma sonidos o agregue otros.
  •  Que no discrimine sonidos.
  •  Que no hable o muy poco.
  •  Que no logre seguir consignas lingüísticas simples.
  •  Que muestre dificultades cuando pronuncie algún sonido.
  •  Que muestre lentitud en el pensamiento y cálculo mental.
  •  Que presente retraso general en el desarrollo y el lenguaje.
  •  Que tenga problemas a la hora de escribir o leer correctamente.
  •  Que presente dificultades en la comprensión de textos y enunciados de problemas.
  •  Que padezca alteraciones físicas, parálisis cerebral, espina bífida…
  •  Que respire con la boca abierta.
  •  Que tenga alteraciones sensoriales.
  •  Que se encuentre afónico con frecuencia.
  •  Que presente cambios de voz muy drásticos.

 

Indicadores para acudir al logopeda una persona adulta:

  •  Que esté diagnosticado de nódulos, pólipos…
  •  Que se encuentre afónico con frecuencia.
  •  Que muestre dificultades para deglutir (tragar).
  •  Que se le haya diagnosticado alguna enfermedad neurodegenerativa como Parkinson, Huntitong, Alzheimer, Esclerosis lateral amiotrófica…
  •  Que haya padecido un accidente cerebro-vascular (Afasias).
  •  Que tenga pérdidas de lenguaje, vocabulario, memoria, atención, cálculo…
  • Si su hijo/a o algún conocido presentan alguno de estos síntomas necesita un logopeda para acompañarlo en el proceso de reeducar su lenguaje.

 

Yasmina Sanz Aparicio

Logopeda

Edipsicologos