Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más infomación aquí. Acepto

Blog

9 herramientas diferentes para afrontar el TDAH en casa y en el cole

Trabajar TDAH en EDI psicólogosMucho se ha hablado del TDAH. Todos tenemos mucha información sobre el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad: síntomas, diagnóstico, necesidades… según criterios clínicos y de una sociedad tradicional. Es en este sentido que aparecen las etiquetas de: niños movidos, niños desatentos, niños distraídos, niños desobedientes, impulsivos, que se descontrolan, que no rinden, que se pelean con los compañeros, que no quieren hacer deberes,… En definitiva niños estigmatizados como “fuera” de la sociedad, niños con TDAH que no encajan con las normas familiares o en el sistema educativo actual.

Por ello, nosotras planteamos un punto de partida diferente. Empezaremos hablando de adultos con dificultades para adaptarse a las necesidades de una nueva realidad infantil y adolescente. Por ello hablaremos de 9 maneras diferentes de conocer y educar a niños/as que sienten, se expresan y viven de manera diferente a lo que se espera.

  1. Reforzar el sentido del YO: generar autoestima.Autoestima y TDAH en EDI psicólogos Acercar a los/as niños/as a sus propias experiencias, sus propias estructuras, sus percepciones de sentimientos, pensamientos e ideas que configuran la imagen de SÍ MISMOS. Propón una actividad con dibujos. Cada uno va a dibujar su silueta (sin colorear) en una hoja de A3 con sunombre. Cada uno de los miembros de la familia o compañeros escriben como mínimo 3 cosas que me gustan de ti en cada una de las siluetas. Luego se leerán en voz alta. Después cada uno dirá cómo se siente al escuchar cómo es para los demás.
  1. Aliarse con los estímulos que distraen. Es habitual que estos niños/as se “distraigan” con estímulos cotidianos (ruidos, campanas, colores nuevos, cuadros, ventanas, etc.). Cuando esto sucede queremos que deje de prestar atención a ese estímulo nuevo y que se centre en la tarea. Pero los vamos a utilizar como un medio para reforzar su toma de consciencia, ayudarles a conectar con ellos mismos y su experiencia. Haz preguntas simples y directas: ¿Qué es ese sonido? ¿Qué te ha llamado la atención de ese cuadro? ¿Cómo es? ¿Cómo es el movimiento que haces? Adivino que no quieres escuchar la respuesta a tu pregunta (cuando cambia de nuevo la atención).
  1. No juzgar ni criticar cuando un niño advierte un nuevo estímulo (cuadro nuevo, nuevo sonido, etc.) o cuando se mueve de manera inconsciente o incontrolada. Utiliza frases de apoyo a lo que estás viendo: Veo que te ha llamado la atención eso, veo que te gusta ese nuevo sonido, parece que te fijas mucho en ese cuadro, noto que captas cualquier sonido que escuchas, noto que captas más sonidos de los que yo oigo, veo que tu cuerpo ha empezado a moverse, ¿qué sientes cuando mueves las piernas adelante y atrás?, etc.
  1. Aumentar la experiencia de “prestar atención y estar concentrado/a”. Cuando vemos que el niño/a está concentrado en una tarea concreta, tendemos a pensar que “no hay que decirle nada” para no desconcentrarlo, pero así lo alejamos de la experiencia de “prestar atención y estar concentrado”. Por ello, cuando esto sucede, es importante realizar preguntas concretas y directas sobre la tarea que le ocupa: ¿Qué asignatura estás estudiando ahora? ¿Por dónde vas? ¿Qué estás viendo ahora? ¿Cómo te sientes estando así, concentrado/a?
  1. Escucharle y prestar atención a sus sentimientos, pensamientos e ideas, aunque no nos parezcan adecuados en el momento. Muchas veces la “movilidad” y la “desatención” de los niños/as con TDAH llaman tanto la atención que hace que perdamos de vista sus sentimientos, pensamientos e ideas. Utiliza frases de apoyo a lo que estás viendo: veo que para ti es importante que atienda a ese nuevo sonido que has escuchado, me parece que de momento te vienen un montón de pensamientos a la cabeza, ¿cuáles son?, etc.
  1. Inteligencia emocional para TDAHAyudarle a expresar sus sentimientos. Sentir emociones perturbadoras es incómodo. Muchos de estos niños no saben qué hacer con estas emociones y las esconden detrás de conductas como: falta de concentración, no prestar atención o no poder estar quieto. Es importante que facilites la expresión de TODAS las emociones. Crea una “caja de emociones”: pon dentro cartulinas con caritas (emoticonos) con expresiones básicas como alegría, tristeza, enfado, miedo, asombro, etc. Utiliza un momento del día para que cada miembro de la familia o compañero “encuentre” el emoticono de lo que siente hoy.

 

  1. Ayudarle a generar sus propias alternativas para crear estructura interna. Muchas veces tendemos a “solucionar” las dificultades de los niños con una o varias alternativas des de nuestra posición. Pero es importante que los niños formen parte del proceso de proponer y escoger las alternativas a su dificultad para fomentar su responsabilidad y autocontrol. Cuando se tengan que establecer normas o solucionar dificultades en casa o en el colegio, anímale a que participe, a que exponga su opinión, su punto de vista y a que genere alternativas de solución. Cuando se decida la mejor alternativa, refuérzale su participación.Cheerful girl with painted hands
  1. Realizar actividades sensoriales y táctiles: Incluir experiencias corporales como jugar con agua, arcilla, materiales plásticos, pinturas, etc. Todo lo que tenga que ver con el cuerpo y sus sensaciones le van a ayudar a tomar conciencia de sí mismo y de sus sensaciones, fijando la atención en sí mismo y en la tarea por un espacio de tiempo.
  1. Ayudarle a bajar tensiones: correr, aplaudir, bailar, etc. Pueden ser una forma para canalizar la energía sobrante y adquirir estrategias corporales de autocontrol.

 

 

 

Los niños necesitan aprender a lidiar con la vida que les rodea en la realidad. Estos aprenderán a enfrentar los estímulos cuando se les enseña a enfocarlos. Por tanto se dan cuenta de nuevas visiones y sonidos, sus capacidades sensoriales se fortalecen y mejora su capacidad para enfrentarse al mundo.

Raquel Bañuls

Directora EDI psicólogos.
Coord. Área Educativa.